domingo, 27 de mayo de 2012

CREACIÓN DEL MUNDO SEGÚN LA MITOLOGÍA NORDICA: PARTE I



Al principio había una nada infinita, Ginnungagap (“el vasto abismo”). En el medio aparecieron dos mundos, Muspellheim (Sede del Fuego) y Niflhein (la del Hielo).

El primero es un infierno habitado por los destructores del mundo: los gigantes. El más terrible de todos ellos, Surtr, se encargaba de la vigilancia de la entrada. Al contrario, Niflhein era dominado por un paraje helado. En su interior brotaba la vida: el agua, representado por la Caldera Rugiente (de la que procedían todos los cursos de agua) y Ondas Gélidas (montañas y glaciales). Aquí moraban las divinidades.

Lentamente, los dos mundos iban extendiéndose: al norte el Hielo y al sur el Fuego. Al fin, ambos chocaron entre sí. Entonces, una monumental explosión produjo un mundo mixto. A partir del lodo, a la vez hirviendo y semicongelado, surgió el más enorme gigante  y amado por sus descendientes –los gigantes del hielo- Aurgelmir o Hiervebarro, aunque pasaría a ser conocido como Ymir.

Tras mucho tiempo en el que el lodo se solidificó y surgió vida en Ymir, éste comenzó a sudar. De su axila apareció la primera pareja de seres humanos. De su unión nació Trhuthgelmir (“el poderoso vociferante”) un ser con seis cabezas. De aquí proceden los gigantes.

A la vez, también con gran lentitud, el deshielo dio lugar a que apareciera una vaca monstruosa. De sus ubres comenzaron a fluir cuatro ríos de leche. Con ella amamantó a Ymir (de ahí que se denominara Audumia “la gran amamantadora”. Como necesitaba alimentarse, lamió los continentes todavía helados. Así, desenterró a un hombre. Buri sería el antepasado de las divinidades.pasado el tiempo, tuvo a Bar, que se unió a Bestla naciendo Odín, Vili y Ve.

Así, fueron surgiendo los primeros seres del nuevo mundo, pero éstos eran diferentes. Según su material se acercaba más con la Caldera Rugiente o con Ondas Gélidas. Los herederos de éstas se caracterizaban por la violencia, por lo que pronto se enfrentan con Odín, Vili y Ve. De la lucha de ambos bandos surgirá nuestro mundo.

Bibliografía básica:

Gimay, Pedro Pablo: Mitos Nórdicos, ed. Acento.

Las imágenes proceden de internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se agradecen los comentarios, especialmente para no sentirme como una loca que habla sola. Saludos.